Kenza El Ghali

Tito González
agosto 10, 2021

Kenza El Ghali

“Fraternidad con la Ecología y sus Pueblos”, además de ser un tema de enorme interés, debe ser igualmente un compromiso de todos. Por esta razón, cuando la Embajada del Reino de Marruecos en Chile recibió la propuesta para participar en esta emprendedora actividad, exposición de arte visual, cuya principal preocupación es la Fraternidad con la Ecología y la protección de sus pueblos, no dudó en asociarse e involucrarse en ella. Esta temática no es nada ajena a la política, a la estrategia ni a la visión y proyección de futuro de nuestro país.

Marruecos forma parte de los países donde la cuestión ecológica y medioambiental constituyen una prioridad y ha emprendido importantes iniciativas lanzando numerosos proyectos en el marco de la preservación del entorno y la lucha contra el cambio climático. Así, Marruecos se ha convertido, a lo largo de los años, en uno de los países pioneros en este ámbito a nivel internacional. Incluso hoy, el compromiso del Reino con el planeta está cobrando mayor amplitud: en noviembre de 2016, por ejemplo, organizó la COP22, en la que el Rey Mohammed VI subrayó que la organización de esta Conferencia en Marruecos, por segunda vez, era una prueba de todo el interés mostrado por las cuestiones ambientales y climáticas, y que forman parte de las prioridades del Reino.

La protección del medioambiente en Marruecos, no es ni eslóganes ni publicidad insulsa, sino proyectos gigantes que surgen sobre el terreno. Este es particularmente el caso de la estación solar Noor, la más grande del mundo, que sitúa a nuestro país definitivamente en el rango de las grandes naciones comprometidas con el planeta y con las generaciones futuras. La preocupación de Marruecos también está marcada por la situación en el resto del continente africano. Refleja el ejemplo de un país preocupado por la preservación del medio ambiente y por garantizar la seguridad energética, respetando sus compromisos en la lucha contra el calentamiento global. El Reino ha aumentado, en efecto, “al 42%, la parte de las energías limpias en el mix eléctrico para 2021, un sector que debería elevarse al 52% de aquí al horizonte 2030”.

Además, Marruecos ocupa la 4ª posición a nivel mundial. Es el primero en África y en el mundo árabe, en términos de desempeño climático, según el Informe del Índice de Desempeño Climático de 2021. También goza de una alta calificación por su política climática internacional y su fuerte compromiso en el marco del Acuerdo de París, su presencia activa en las alianzas climáticas mundiales, 11 así como en las ambiciosas iniciativas regionales lanzadas por Su Majestad el Rey Mohammed VI. Esta política lo posiciona en un papel de liderazgo en materia de energía y sostenibilidad en África.
Al expresar su fraternidad con el medio ambiente y su protección, Marruecos sigue convencido de que el mundo de hoy y de mañana es diferente al que hemos conocido antes, tras la crisis de la Covid-19, cuyas consecuencias no serán menores. Por lo tanto, los responsables políticos tienen una enorme responsabilidad histórica con el planeta y sus ocupantes. Si al principio todos los países experimentaron una desaceleración en su maquinaria industrial y una reducción de los gases contaminantes, se acentuó otro fenómeno igualmente dañino, el del material y productos utilizados para protegerse del virus. Según datos del PNUMA, el 75% del plástico que genera la Covid-19 se vierte en mares y aguas, lo que afecta a nuestros océanos, a las especies que allí viven, y que terminan pereciendo al tragar estos desechos. Miles de aves también quedan atrapadas o muertas por las máscaras desechables. Es necesario actuar con urgencia porque se imponen grandes desafíos planetarios en el siglo XXI.

Dentro de este espíritu, Su Majestad el Rey Mohammed VI afirmó que “en realidad lo que está en juego es la existencia del Hombre, que exige obrar juntos de la mano para proteger nuestro medioambiente».

En definitiva, no puedo concluir sin agradecer al Director de esta exposición de pintura, Tito González, así como al resto de los integrantes de su círculo “La Otra Voz”, quien nos muestra un empeño, un compromiso sincero y una preocupación meticulosa por los detalles más mínimos, la selección de pinturas y artistas, para hacer realidad este proyecto.

Un inmenso proyecto en el cual se abrazan palabras e ilustraciones de inminentes y destacad@s artistas, intelectuales, Premio Nobel y músicos.

Esta exposición de arte visual se destaca además por el compromiso de dos figuras chilenas destacadas y muy amigas de nuestra misión diplomática en Santiago, el pintor Mario Toral y el pianista Roberto Bravo. Ellos comprometidos con el planeta, compartieron con nosotros, con el lector, con el público, sus mensajes manuscritos, sus preocupaciones y sus gritos frente a la calamidad que nos amenaza a todos si no actuamos justo.

Dada la importancia de esta exposición de arte visual y la permanente actualidad de su temática, hemos decidido, además de su inauguración en la Cámara de Diputados de Valparaíso, llevarla a otros espacios académicos y municipios en diferentes regiones del país, entre ellos la ciudad de Coquimbo, con motivo de la inauguración del Centro Cultural Mohammed VI para el Diálogo de Civilizaciones, tras las grandes obras de su restauración y arreglos.

Si la pandemia lo permite, aterrizará también en Marruecos y por qué no en otros países, sin dejar de aprovechar, evidentemente, las grandes oportunidades que nos permitieron las nuevas tecnologías surgidas en consecuencia a la situación sanitaria reinante en el mundo. Virtualmente, volará nuestra exposición Fraternidad con la Ecología hasta donde le permitan sus alas libres, en diferentes partes del globo para transmitir un mensaje de alarma, esperanza y amor por el planeta en el que vivimos.

La Embajada del Reino de Marruecos en Santiago es socio participante en la organización de esta gran actividad que coincide con otro grandioso evento que celebramos este 2021: los 60 años de Relaciones Diplomáticas entre nuestro país y la República de Chile.